¿Cómo llevarme bien con mi hija y dejar de pelear?

Hola






¿Por qué mi hija no me obedece? ¿Cómo corregirla correctamente? Quiero llevarme bien con mi hija, es el anhelo de toda madre que a veces no se da como tú quieres. Aquí te daremos algunos tips para que te lleves bien con tu hija.

El problema que muchas familias están afrontando en la actualidad es la diferencia de los padres con los hijos, muchos de ellos llevan una pésima relación familiar, que los llevan a acabar definitivamente con el amor y respetocomo-llevarme-bien-con-mi-hija que forma parte de la base familiar.

En la mayoría de familias, es la madre quien se debe encargar de solucionar los problemas con los hijos, y el padre es quien se encarga de sustentar la economía y corregir a los niños cuando se siente que la ‘madre ya no puede más’. Sin duda, este es un problema más de la sociedad que aún no se ha resuelto.

Por otro lado, las generaciones van cambiando, y para que las relaciones familiares funcionen es necesario que los padres comprendan y hagan todo lo posible para adaptarse a esta nueva generación de cada uno de los hijos.

Si en estos momentos estás pasando una crisis padre-hijo, te ayudaremos con algunos consejos que te serán muy útiles para entender este nuevo mundo de los adolescentes y jóvenes.

 Causas  del porqué no te estas llevando bien con tu hija

Como lo mencionamos anteriormente, una de las causas más resaltantes es el cambio generacional. es la nueva sociedad y el nuevo enfoque que cada persona le da a su vida y cómo es que los demás están afrontándolo. Es decir, un versus entre la actualidad y lo antiguo. No nos estamos refiriendo a que tú seas ‘viejo’, sino que la manera de pensar ha cambiado. al igual que con la tecnología, si no te adaptas te estás perdiendo las novedades, información y la comunicación sencilla y rápida que puedes tener con tus familiares.







En conclusión, uno de los motivos principales de las principales barreras entre los padres e hijos es que los padres no se adaptan a la nueva tecnología, o que a los hijos no les agrada cómo sus padres están respondiendo ante todo lo moderno.

Deja decidir también a tu hijo(a)

Otro de los grandes problemas de los padres hacia los hijos es que se siga pensando que los hijos siguen siendo unos niños sobre quienes caían todas las decisiones y únicamente aceptaban, o quienes no tenían la capacidad de tomar decisiones. Es decir, no aceptar la idea de que el niño ha crecido y ahora ya sabe qué es lo que le gusta y decide qué hará. Obviamente no nos referimos a que dejemos que los adolescentes y jóvenes hagan lo que se les venga en gana sin respetar a nadie, sino que hay que aprender a respetar sus gustos y preferencias.

Problemas del pasado

Cuando un niño que ha crecido en una familia con problemas, maltrato físico o psicológico, quizá no hacia él, sino hacia otro integrante de la familia, se rebela sacará a flote todo la opresión que ha estado sintiendo y causará muchos disgustos. Ante un hecho de esta naturaleza, lo más recomendable es que toda la familia acuda a terapia con especialistas, porque este es un tema que va más allá de diferencias con los padres.

Aceptación

Otro error que padres e hijos cometen cuando tienen diferencias, es que los dos siempre están haciendo todo lo posible para demostrar que únicamente la opinión de ellos es válida, y la del otro no. Y es en estas situaciones que seeducar-a-mi-hija-y-evitar-pelear crea una atmósfera de competencia por quién tiene más poder o quién es el más fuerte. Cuando en realidad lo que se debe hacer es aceptar y buscar una solución ante el problema.

No presiones en algo que no le guste

Muchas de las situaciones de confrontación con los hijos, sucede cuando éste no cumple con las expectativas que tú tienes sobre él. Es decir, quizá tu soñaste un hijo que sea jugador de futbol, pero en la realidad él es malísimo con los deportes, y seas tú quien sigue insistiendo con que él deba jugar futbol. Otro claro ejemplo de confrontación por falta de expectativas es cuando crees que tu hija debe vestirse como una princesa  y que los gustos de ella para vestirse con malísimos. lo que los padres deben entender es que los hijos tiene autonomías sobre sus gustos y sobre su cuerpo, si los hijos no quieren hacer algo no debes forzarlos ni obligarlos porque estarás reprimiéndolos, y llegará un momento
en donde tendrán que sacar todo lo malo que llevan dentro.







No te olvides de tus hijos

Líneas arriba mencionamos que las tecnologías también han sido un factor crucial en las relaciones de padres e hijos, y que son los padres quienes tienen que poner de su parte para adaptarse a todos estos cambios globales. Es cierto que toda esta nueva tecnología, las redes sociales y diversas aplicaciones de conexión ayudan a que las personas puedan comunicarse con rapidez sin importar las distancias. Quizá tu hijo esté muy sumergido en las redes sociales y la manera que un padre encuentra para comunicarse con su hijo sea únicamente a través de estas. No estamos diciendo que los padres son quienes deben realizar todo el esfuerzo para llevarse bien con los hijos, sino que la adolescencia es una etapa con muchos cambios y son los padres quienes tienen que demostrar comprensión. Cierto es que las redes sociales ayudarán a que interactúes y estés informado de todo lo que le rodea a tu hijo. Claro está que todo se debe hacer con límites, porque tu hijo también necesita su espacio personal.

Respeto también a sus espacios

Ahora que hemos mencionado el espacio personal, otro de los motivos de discusiones entre padres e hijos, es que ninguno de los dos respeta la vida íntima y personal del otro, y más cuando se trata de padres divorciados y solteros. Lo hijos creen que sus padres ya no tiene derecho a tener ninguna otra relación amorosa, y los padres creen que sus hijos deben contarle hasta el más mínimo detalle de su vida amorosa. Lo cual no es correcto. Es cierto que debe haber confianza, pero la confianza se gana poco a poco y no se exige y mucho menos se adquiere bajo presión.

Mi hija no me obedece ¿Cómo corregirla?

Lo primero que debemos preguntarnos antes de pensar en cómo corregir a los niños, es cómo has criado a los niños o que tan bueno has sido con ellos. Cuando nos referimos a bueno, no hablamos de ser un padre complaciente que le daba todo lo que el niño pedía, sino de ser un padre que escucha y acepta a sus hijos.

Se podría decir que todos las personas alguna vez tuvieron una etapa de su vida en donde pareciera que las cosas se les complicaba, en donde sentían que todos estaban en su contra y nada de lo que hacían estaba bien. Es en esta etapa en donde se considera crítica y en donde uno responde de una manera grosera y rebelde ante los demás.

Si tú como padre consideras que ya has hecho todo lo que está a tu alcance para ayudar a tus hijos a cambiar esallevarme-bien-con-mi-hija-adolescente actitud que tienen, y ya no sabes qué más puedes hacer para corregirlos, te diremos qué acciones tuyas pueden hacer reaccionar a ese mal comportamiento de tus hijos.

Lo primero que debes entender es que la violencia física y psicológica no te lleva a nada bueno, y si estás pensando en corregir a tus hijos a través de golpes o insultos, entonces estarás que los vuelves más reacios a tus reclamos y ellos se volverán más necios. La violencia de cualquier tipo genera más violencia.







Un método muy eficiente para educar a tus hijos y corregir su mala actitud es dejar que ellos fallen por si mismos, que se den cuenta que por el camino en el que van no van a llegar a nada bueno y a través de sus errores aprenderán y escucharán a los que más saben de la vida que en este caso son sus padres. Si bien esto puede generar más problemas, es el riesgo que se debe tomar. Pero un punto muy importante es que por más que dejes que tu hijo tome sus propias decisiones, siempre debes estar pendiente de todo lo que hace, puedes buscar ayuda a través de amigos, familiares o las mismas redes sociales. Es como si lo estuvieras vigilando a lo lejos.

Otro método de cómo corregir a los hijos, es privándolo de todo lo fácil que obtiene y que tú le brindas sin recibir nada a cambio. Estamos hablando de las comodidades que puede encontrar en casa y  que a partir de ahora deberá ganárselas para que pueda tenerlas. Por ejemplo, si consideras que tu hijo es un grosero y se queda horas encerrado en su cuarto pegado a los juegos o a la computadora, entonces ponle restricciones. “Podrás jugar 1 o 2 horas en la computadora luego que hayas realizado la limpieza de la casa”,  Si a tu hija le encantada salir todas las noches de fiesta con sus amigos y regresa a casa muy tarde luego de beber alcohol, entonces ponle restricciones, un ejemplo puede ser negarle dinero para fiestas. Es decir, debes controlar todo lo que tus hijos encuentran fácil en su vida y deben aprender a ganarse todo lo que quieran. Tampoco estamos diciendo que debas quitarle absolutamente todo, sino ir controlando poco a poco. Si le niegas todo entonces los hijos entenderán que los estás atacando.

Consejos para llevarme bien con mi hija adolescente

Sin duda, el mejor consejo que se le puede dar a los padres para que mejoren la relación que tiene con sus hijos, es que estos vean a sus hijos como seres que necesitan amor, comprensión y mucha paciencia; de esta manera lograrán que los hijos los vean como unos amigos y no unos padres que solamente buscan corregir y decirles qué es lo que tiene que hacer.

Trata siempre de buscar el motivo del actuar de tu hija, saber las razones de te ayudarán a entender todo lo que sucede y a tomar una mejor decisión ante lo que quieras realizar, además te ayudará a comprender todo lo que tu hija está atravesando.

Consejos para llevarme bien con mi hija que es mayor de edad

Tener diferencias con un hijo adolescente no es lo mismo que tener diferencias con un hijo adulto, porque si losser-buena-mama-con-mi-hija adolescentes creen que ya tiene toda la autoridad sobre su vida y no tiene que darle explicaciones a nadie, entonces los adultos lo creen el doble y saben que es cierto. Es decir, una persona adulta ya es una persona madura, y por ende las decisiones que toma son pensadas con rigurosidad por más que su padre crea que es una decisión absurda.

Lo mejor que puedes hacer para llevarte con tu hija que es mayor de edad, es entender y aceptar todo lo que decida, pero cuando creas que la decisión que está tomando es descabellada y solamente le hará mucho daño entonces puedes darle consejos, si los escucha es una buena señal, pero si a pesar de eso no te hace caso, entonces la vida también le enseñará que puede ser mayor de edad, pero sus padres son mayores que ella y saben mucho más. Como lo mencionamos con anterioridad, de los errores que uno comete se gana una gran experiencia.







Share Button

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *