El embarazo y un nuevo cuerpo

Hola

No hay nada más gratificante en la vida que ser madre, desde la primera vez que empiezas a sentir todas esas sensaciones de embarazo hasta el momento de dar a luz, sin duda el cuerpo después del embarazo alguna toda esa experiencia vivida es única. Pero cuando estamos embarazadas nuestro cuerpo sufre cambios y eso suele ser preocupación para muchas mujeres.

El cuerpo empieza a sufrir cambios, que son visibles. Hay Inseguridades, miedos, desconfianza y es que es normal que una se desconcierte, por lo que muchas mujeres no se sienten preparadas, por eso es importante tener conocimiento de ello, para prevenir.




 El aumento de peso por lo general sucede, pero además de esto habrá modificaciones que vivirás y principalmente son:

1. Cambios en los pechos: Empiezan a hincharse, aumentan de peso desde los primeros meses, pero esto es normal así que si estas embarazada por primera vez no te preocupes. Al pasar las semanas, notarás que los pezones sobresalen,  la areola se oscurece. También puede suceder que todos estos cambios que se ha mencionado, algunas mujeres no lo sientan, así que tampoco se alarmen, es normal.
2. Cambios en el útero: Va ir creciendo desde el inicio de la gestación. Durante los nueve meses alcanzará un tamaño de 6,5 cm a 32-33 cm. Estos cambios lo notarás a partir del cuarto o quinto mes del embarazo, cuando tu vientre comience a crecer.

3.  Cambios en tu circulación. Habrá dilatación de vasos sanguíneos, un pulso más acelerado, cambios en la presión arterial, entre otras. Esto es porque tu sangre tendrá que servir de aporte al bebé, el cual lo requiere. El objetivo es suministrar sustancias a tu bebé, mediante la placenta.

4. El estómago: A partir de la semana 34, cuando semana a semana el bebe engorde 200 gramos, tu estomago solo asimilará la mitad de la comida que normalmente ingerías, a pesar de que haya mucho apetito. Una buena recomendación será dividir las comidas en cinco al día. Así evitarás tener hambre. Una comida que llena y no hace daño sería las cremas, purés de verduras con queso, así que sería buena cambiar la dieta.




5. La respiración: Los pulmones aspiran un 25% menos de aire y es que ambos están presionados por su parte inferior. A consecuencia de esto hace que te quedes sin aliento. Un claro ejemplo es cuando subes las escaleras o hagas algún esfuerzo mayor. En la última semana de gestación la presión va bajando, porque la cabecita del bebé se hunde en la pelvis, por lo que dejará más espacio libre arriba. Siempre es importante que se respire por la nariz y expire por la boca, así entrará más aire fresco.

6.  Cambios hormonales: Serán responsables dos hormonas, las causantes de estos cambios: la progesterona y los estrógenos, que son producidas por los ovarios. También habrá otras hormonas que a lo largo del embarazo entrarán en juego.

Sabemos que hay cambios, sin embargo siéntete tranquila ya que si aumentaste de peso luego podrás ponerte en forma, hay muchas mamás que tienen buen cuerpo. Una vez terminado el proceso de gestación, empieces a cuidarte, haciendo ejercicio y cuidando tu alimentación. Las molestias que sentías durante el embarazo desaparecerán. No hay mejor etapa que el embarazo, es algo fantástico, los cambios son normales, así que ánimo mujer.







Share Button

Author: admin

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *