Me siento estresada en el trabajo – Estrés en el trabajo

Hola

A quién no le  ha pasado alguna vez en su vida,  sentirse estresada. No podemos negar esa realidad ¿ qué consecuencias negativas puede traer, cuando sentimos estrés continúo?.  ¿ que  puede suceder? 

Podemos sentir: Depresión, ansiedad, disminución en el autoestima, cambios de humor repentinos, problemas en relación con los demás, ya sea en el trabajo, en la universidad o a veces hasta con la misma familia.




Estrés en el trabajo ¿Podemos sentir problemas físicos?

Claro que sí, ya que el estrés no solo es un tema psicológico o de personalidad, también habrá problemas físicos como: cansancio, dolores y contracturas en la espalda, estreñimiento, diarrea, subir o bajar de peso, hipertensión, insomnio, caída de cabello y otros casos como problemas respiratorios , ya sea asma o alergias.

No va solo de un simple dolor de cabeza o el renegar con las personas que están a tu lado. Si has sentido estos síntomas, es un indicio entonces de que estas sufriendo un cuadro de estrés, eso sí en cuanto a los problemas físicos también pueden ser por otras causas, hay que aclarar eso.

elimina el estresConsejos para evitar el estrés en el trabajo

– Lo primero que debes hacer es que apenas te levantes, hacer un poco de relajación, técnicas de respiración o meditación, es importante ya que empezará nuestro día laboral.

– El tiempo habrá que manejarlo mejor. Muchas veces cuando trabajamos y estudiamos solemos dormir tarde o dejar las cosas para después. Lo ideal será siempre acostarse temprano, manejar los horarios. Si es que hay actividades, ya sea tareas o exámenes, lo importante será hacerlo con anticipación, ya que al hacerlo después se te puede juntar con otras cosas que harás y por lo que te puedes sentir aún mas estresada.

– Una alimentación sana y balaceada, sumada al ejercicio físico, hará verte bien, saludable y con buen autoestima.

– Luego del trabajo tomate un tiempo, desconéctate de toda actividad que realices al menos una hora y siéntete relajada.

– Siempre trata de ver actividades que te gusten, que disfrutes hacer, así estarás mejor de ánimo. No hagas de tu vida rutinaria.




–  Trata de ser flexible ante los cambios, evita estresarte

Aceptar acciones equivocadas que cometimos en el pasado es otra clave para reducir el estrés.

– Si eres de las personas que consumen mucho café, tratar de evitarlos, ya que esto puede conducir a problemas con el sueño y al no poder dormir, te sentirás estresada.

– Fíjate metas, esto ayudará  a motivarte y pensar en positivo. Lo mejor que puedes hacer es que esos pensamientos negativos que puedas tener, darle un giro, un cambio, enfócate en algo útil.

La visa social, el entorno que nos rodea también hay que tomarlo en cuenta. Tienes que hacer un autoexamen y sentir si necesitas estar solo o en compañía, porque también a veces necesitamos un poco de espacio para meditar nuestras cosas, esto no quiere decir que serás un ermitaño. Por otro lado siempre ponte en compañía de tus amigos, al estar distraído, el divertirse sanamente, se olvidará todo estrés. Cuando estén en grupo olvídense de exámenes, de trabajo y todo, simplemente disfruten los momentos.

– Si el trabajo que haces te tiene estresada, lo que puedes hacer es que cambies, claro está que debes ver bien este tema, ya que tampoco la idea es que te quedes sin trabajo. Por ejemplo si tu trabajo hace que pares mucho tiempo en la computadora y es rutina de todos los días, por lo que puedes ver otras posibilidades de trabajo, siempre hay alternativas.

Podemos tener amistades o relaciones laborales, con gente que te estresa o crea vibraciones negativas, ps aquí tendremos que dejar de lado ciertas amistades. ¿Pero en mi trabajo o a lo que me dedico esa persona influye para poder ganar dinero? Aquí hay un punto importante y es que tenemos que dar cuenta de que la salud mental es más importante. Trata de pasar menos tiempo con esas personas.







Share Button

Author: admin

Share This Post On

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los beneficios de la natación | - [...] 7. Disminuye el stress [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *